"Bombazo" de Roberson finiquitó la barrida a los Tigres

"Bombazo" de Roberson finiquitó la barrida a los Tigres
13/01/2022
Con un cuadrangular que desapareció la pelota del perímetro del estadio Yamil Ríos, Chris Roberson hizo soltar la euforia de la afición rivense que se dio cita en el Yamil Ríos, en el mejor lleno de toda la temporada. Ese batazo le dio vuelta a la pizarra, dejándola 3x2 como resultado final para concluir la barrida de los Gigantes sobre los Tigres en esta primera miniserie del Round Robin entre estos dos equipos.

Los Gigantes inauguraron la pizarra temprano ante el abridor cubano Alfredo Valiente de forma inmerecida. Todo empezó con un error en tiro de Garabez Rosa, dando vida a Benard que debió ser puesto fuera. Benard avanzó hasta la antesala por dos lanzamientos descontrolados de Valiente, pese a permitir un infield hit con una linea violenta de Roberson, Benard no anotó, pues la pelota le quedó cerca al lanzador. El cubano ponchó a Anderson Féliz, y luego dominó en fly al jardín derecho a Cheslor, mismo que sirvió de sacrificio para que Benard anotara la primer carrera, siendo sucia para Alfredo.

Después de retirar el primer inning en fila, José Acosta perdió el control en el segundo inning y cedió dos boletos y permitió un hit, llenando las bases, y el juego se empataría por un fly de sacrificio de Omar Mendoza. A raíz de ahí, Acosta no permitió corredores en posición anotadora hasta en el 7mo inning, pasando por un gran dominio, llegando a ponchar a 7 de 10 bateadores enfrentados. En ese 7mo inning, inició con boleto a Bernardo, seguido de un toque de sacrificio de William Rayo, roletazo productor de Omar Mendoza para poner al corredor en la antesala , y un doble del emergente Ramón Flores daría la ventaja a los Tigres por primera vez en el juego 2x1.

Acosta se fue después 6.2 innings de trabajo, permitiendo solo cuatro hits, un doble, ponchó a ocho rivales, cedió tres boletos, y se le sacrificaron dos, uno por fly productor de la primer carrera. Héctor Silvestre llegó a relevarlo, y consiguió ponchar al otro emergente Juan Carlos González.

Valiente salió después de cinco episodios de labor sin permitir carreras limpias, admitió cinco hits, le negociaron dos boletos, y otorgó dos ponches. Los Gigantes lo amenazaron fuertemente en el 5to inning, por dos imparables y un boleto se llenaron las bases, pero Valiente dominó a Cheslor para el tercer out. Wilder Rayo lo relevó en el sexto, y trabajo muy bien en 1.1 innings de solo un hit, que fue un texas detrás del tercera que intentó fildear pero no lo consiguió. Al sacar el primer out del 7mo inning, ganando el juego 2x1, Lenin Picota decidió relevarlo con Harvin Talavera, por lo que llegaba la tanda de zurdos, dos de ellos ambidiestros, que iría a tomar turno con su perfil menos hábil, en teoría.

Talavera permitió un sólido hit de Isaac Benard al tercer lanzamiento del turno, el segundo del desafío para el patrullero central. Acto seguido, después de marcar el primer strike, y luego replegar a Benard en primera, Chris Roberson le conectó un descomunal batazo por el left field, que la sacó de todo el perímetro del estadio, dándole vuelta a la pizarra y dejándola 3x2, siendo Talavera (2-1) el encargado de la derrota, echando a la borda los planes de Picota de contrarrestar a los zurdos, esta vez la estrategia no funcionó del todo. Los Gigantes volverían a amenazar ante Jimmi Bermúdez en el 7mo con corredores en 2da y 1ra, pero Montiel fallaría por tercera vez en la noche.

Silvestre trabajó el octavo inning, permitió un hit de Rubi Silva, pero una rola para doble play de Deibinson Romero lo sacó del aprieto, y para el 9no, llegó Osman Gutiérrez, quien normalmente es preparador, pero hoy hizo las de cerrador por molestias físicas que tuvo el rematador de los Gigantes, el ex grandes ligas Carlos Contreras. Gutiérrez arrancó su labor ponchando a Garabez Rosa, y cerró dominando a Luis Bernardo en roletazo a segunda base, y a William Rayo en rodado al campo corto. El triunfo fue para Silvestre (2-3) y fue el tercer juego salvado para Osman Gutiérrez.

En la temporada regular, los Gigantes alcanzaron a dividir 3 de 5 miniseries con los Tigres, pero no pudieron barrerlos en ninguna de ellas, como si lo hicieron los Tigres en dos ocasiones, arrancando temporada y finalizando la etapa regular. Los Gigantes sacaron las escobas en un momento crucial, y están allanando el camino para la clasificación, misma que se puede garantizar esta misma semana, en dependencia de sus resultados.

Con este panorama, los Gigantes se consolidan en la cima del Round Robin con 5-1, mientras que Tigres y Tren tienen balance de 3-3, dejando a los Leones aun con esperanzas después del apabullante triunfo que consiguieran este miércoles en Estelí, para tener cuenta de 1-5. Este jueves habrá descanso, y la acción se reanudará el viernes, los Leones visitando Rivas, y el Tren visitando Chinandega.